4.7/5

Seguridad Activa y Seguridad Pasiva de un coche ¿Qué son?

Cuando se trata de elegir un automóvil, la seguridad es una de las principales preocupaciones para la mayoría de los conductores. Es por eso que es crucial comprender los conceptos de seguridad activa y seguridad pasiva, ya que ambos desempeñan un papel fundamental en la protección de los ocupantes y la prevención de accidentes en la carretera.

Seguridad Activa: Prevenir Accidentes

La seguridad activa se refiere a las características y tecnologías diseñadas para prevenir accidentes y mejorar la capacidad de manejo del vehículo en situaciones de emergencia.

Estas características están diseñadas para ayudar al conductor a evitar colisiones y mantener el control del automóvil en condiciones adversas. Algunos ejemplos comunes de características de seguridad activa incluyen:

  • Sistemas de frenado antibloqueo (ABS): Estos sistemas evitan que las ruedas se bloqueen durante el frenado brusco, lo que ayuda a mantener el control del vehículo y reducir la distancia de frenado.
  • Control de estabilidad (ESC): El ESC ayuda a prevenir el deslizamiento o derrape del vehículo al detectar y corregir automáticamente la pérdida de tracción.
  • Asistente de mantenimiento de carril: Este sistema alerta al conductor si el automóvil se desvía involuntariamente de su carril y, en algunos casos, puede corregir la trayectoria del vehículo.
  • Sistemas de asistencia al frenado de emergencia (BA o EBA): Estos sistemas detectan situaciones de frenado de emergencia y aumentan automáticamente la presión de los frenos para detener el vehículo lo antes posible.
  • Asistente de frenado en curva: Ayuda a mantener la estabilidad del vehículo al frenar en curvas, reduciendo el riesgo de subviraje o sobreviraje.

Estas tecnologías trabajan en conjunto para brindar al conductor una experiencia de conducción más segura y confiable, reduciendo el riesgo de accidentes en la carretera.

Seguridad Pasiva: Protección en Caso de Accidente

Por otro lado, la seguridad pasiva se refiere a las características y dispositivos diseñados para proteger a los ocupantes en caso de un accidente. Estas características están diseñadas para minimizar el riesgo de lesiones y reducir el impacto del accidente en los ocupantes del vehículo. Algunos ejemplos comunes de características de seguridad pasiva incluyen:

  • Airbags: Los airbag se despliegan automáticamente en caso de colisión para ayudar a proteger a los ocupantes del vehículo.
  • Cinturones de seguridad de tres puntos: Estos cinturones de seguridad ofrecen una sujeción segura y distribuyen la fuerza del impacto sobre áreas más grandes del cuerpo para reducir el riesgo de lesiones.
  • Estructura de la carrocería de deformación programada: La carrocería del automóvil está diseñada para deformarse de manera controlada en caso de colisión, absorbiendo y disipando la energía del impacto lejos de los ocupantes.
  • Sistemas de sujeción para niños (ISOFIX): Estos sistemas facilitan la instalación segura de asientos infantiles en el automóvil, proporcionando una sujeción firme y protección adicional para los pasajeros más jóvenes.

La seguridad pasiva juega un papel crucial en la protección de los ocupantes del vehículo en caso de un accidente, proporcionando una capa adicional de seguridad y tranquilidad para los conductores y pasajeros.

En conclusión, tanto la seguridad activa como la seguridad pasiva son aspectos fundamentales a tener en cuenta al elegir un automóvil. La combinación de características y tecnologías en ambos ámbitos puede marcar la diferencia entre un viaje seguro y tranquilo y un posible accidente con consecuencias graves. Es importante familiarizarse con estas características y comprender cómo contribuyen a la seguridad general del vehículo antes de tomar una decisión de compra.