Presupuesto

¿Qué tener en cuenta antes de comprar un coche de segunda mano?

Consideraciones Clave al Comprar un Coche de Segunda Mano

En los últimos años, el precio de los coches nuevos ha aumentado considerablemente. Esta tendencia ha tenido un impacto significativo en el mercado de vehículos de segunda mano, incrementando también sus precios. Sin embargo, debido a la amplia oferta disponible, los coches usados siguen siendo una opción muy viable para aquellos que buscan un vehículo sin asumir el coste de uno nuevo.

Si te encuentras en la búsqueda de un coche y estás considerando la opción de comprar un vehículo de segunda mano, es fundamental tener en cuenta varios aspectos importantes para asegurarte de hacer la mejor elección posible.

A continuación, te ofrecemos una guía completa con todo lo que necesitas saber antes de adquirir un coche usado.

Consideraciones Clave: ¿Cuántos Kilómetros Vamos a Hacer y Dónde?

¿Cuántos kilómetros vamos a recorrer y dónde? Esta pregunta puede parecer simple, pero es fundamental a la hora de elegir el vehículo adecuado. Las necesidades de alguien que utiliza su automóvil para largos viajes diarios difieren considerablemente de las de alguien que vive en el corazón de una gran urbe y apenas lo utiliza.

En primer lugar, es crucial considerar el tipo de conducción que realizaremos. Si vamos a recorrer una alta cantidad de kilómetros al año, o si nuestra ruta abarca tanto autopistas como áreas urbanas, los vehículos a gasolina podrían ser una opción viable. Estos modelos tienden a ser más económicos que sus contrapartes electrificadas.

Por otro lado, si anticipamos un alto kilometraje anual (20,000 kilómetros o más), especialmente en carreteras secundarias o autopistas, los vehículos diésel con motores eficientes siguen siendo la elección más sensata. Es importante destacar que es preferible un uso extensivo en carreteras de alta velocidad, ya que los vehículos con filtro de partículas pueden experimentar problemas si se utilizan mayormente en áreas urbanas.

Por último, si estamos considerando un vehículo eléctrico, nuestros hábitos de conducción y la cantidad de kilómetros que recorreremos nos ayudarán a determinar qué tecnología se ajusta mejor a nuestras necesidades. En este caso, te invitamos a leer nuestro artículo: «Coche híbrido, híbrido enchufable o eléctrico: cuál elegir según el uso y las ventajas de cada uno».

En resumen, al evaluar cuántos kilómetros vamos a recorrer y dónde lo haremos, podemos tomar una decisión más informada sobre qué tipo de vehículo se adapta mejor a nuestro estilo de vida y necesidades de conducción.

Dónde vivimos y para qué queremos nuestro coche

Esta cuestión, aunque relacionada con los kilómetros que recorremos, presenta matices únicos. Hace algunos años, no habríamos imaginado que las etiquetas medioambientales de la DGT influirían tanto en nuestra elección de vehículo, pero desde este año, las cosas han cambiado.

El Gobierno ha impuesto que, a partir de 2023, todas las ciudades con más de 50.000 habitantes deben establecer zonas de bajas emisiones (ZBE). Estas áreas pueden incluir restricciones de circulación basadas en el etiquetado medioambiental de la DGT.

Aunque estas restricciones actualmente se aplican en ciudades como Madrid y Barcelona, es posible que pronto se extiendan a otros municipios de España. En algunas localidades, la peatonalización de ciertas calles ha sido suficiente para cumplir con las normativas gubernamentales, siempre y cuando se demuestre una mejora en la calidad del aire.

Por lo tanto, es crucial conocer y verificar si nuestro lugar de residencia o los lugares que frecuentamos habitualmente, como el del trabajo, implementarán algún tipo de restricción. Además, en las áreas donde ya se aplican estas normas, es probable que los primeros vehículos afectados sean aquellos con la etiqueta B. Aunque no hay una confirmación definitiva, parece ser más prudente optar por vehículos con etiqueta C. Aún mejor, sería elegir vehículos con etiquetas ECO o Cero Emisiones, que ofrecen mayores beneficios en términos de movilidad y medio ambiente.

En resumen, entender dónde vivimos y para qué necesitamos nuestro coche es esencial para tomar decisiones informadas que no solo se adapten a nuestras necesidades de movilidad, sino que también cumplan con las normativas medioambientales vigentes.

Eligiendo Coche: Claves para Tomar la Mejor Decisión

Ya hemos definido el tipo de vehículo que necesitamos y el presupuesto con el que contamos. ¿Qué aspectos debemos considerar? Aquí te ofrecemos unas claves esenciales para elegir el coche ideal:

  • Mantenimiento: Es fundamental consultar foros y páginas especializadas para conocer las ventajas e inconvenientes de un modelo específico. De esta manera, podemos identificar si un motor en particular ha tenido problemas recurrentes o si requiere cuidados especiales en alguno de sus componentes.
  • Carrocería: Revisa si hay restos de óxido en el chasis, abolladuras, arañazos, o si las puertas y el paragolpes encajan correctamente. También es aconsejable verificar el estado de las gomas y comprobar el funcionamiento de las ventanillas y los cristales para detectar pequeñas grietas. Diferencias de color en piezas pueden indicar reparaciones deficientes tras un golpe.
  • Chasis: Observando el estado de los tornillos podemos deducir si el coche ha sufrido algún accidente. Si los tornillos muestran signos de manipulación o han sido reemplazados, es probable que el vehículo haya tenido algún golpe.
  • Neumáticos: El estado de las gomas puede revelarnos cómo ha sido tratado el vehículo. Neumáticos desinflados o en mal estado pueden causar problemas de alineación y desgaste irregular de otros componentes.
  • Mecánica: Aunque no seamos expertos en mecánica, como compradores debemos revisar si hay fugas en la junta de la culata (manchas visibles lo indicarían) y verificar que los líquidos (aceite, refrigerante, frenos) estén en buen estado y sin fugas. Un líquido refrigerante marrón puede ser señal de una fuga en la junta de culata.
  • El interior: Comprueba que todos los materiales interiores estén en buen estado, que los accesorios funcionen correctamente y que el desgaste sea consistente con el kilometraje registrado. Volantes o palancas de cambio muy desgastados pueden indicar que el cuentakilómetros ha sido manipulado.

Al considerar estos puntos, podemos asegurarnos de tomar una decisión informada y elegir un coche que se ajuste a nuestras necesidades y expectativas, evitando sorpresas desagradables en el futuro.

Probando el Coche: Aspectos Clave a Considerar

Una vez que hemos seleccionado un vehículo y estamos interesados en él, es fundamental solicitar una prueba al vendedor. Esto nos permitirá evaluar cómo se conduce el coche y asegurarnos de que todo funcione correctamente.

Durante la prueba de conducción, presta atención a posibles vibraciones en el volante. Si notas vibraciones, podría ser indicativo de problemas en la dirección o de una alineación incorrecta de los neumáticos. Asimismo, verifica el estado de los frenos, asegurándote de que no vibran ni producen ruidos extraños.

Además, es crucial evaluar el estado del embrague. Si este patina, es una señal de que pronto necesitará ser reemplazado. También revisa la suspensión; si está demasiado blanda, es probable que requiera una sustitución, lo que podría aumentar el costo final del vehículo.

Por último, aunque pueda parecer un detalle menor, recomendamos probar el coche en condiciones que reflejen tu uso diario. Si es posible, aparca el coche en tu plaza de garaje para asegurarte de que encaja bien y es cómodo de maniobrar. Si estás ampliando tu familia o tienes un hobby que requiere un maletero espacioso, prueba a cargar el coche con maletas, bicicletas u otros objetos que uses regularmente. Esto te ayudará a evitar sorpresas y a tomar una decisión informada sobre la compra.

Realizar estas comprobaciones durante la prueba de conducción te permitirá conocer mejor el vehículo y asegurarte de que se ajusta a tus necesidades y expectativas diarias.

Pasando por el Taller: Asegurando la Compra

Una vez revisado el vehículo, es altamente recomendable llevarlo a un taller de confianza, ya sea de la marca del coche que estás considerando comprar o a uno donde seas cliente habitual.

Esto es aconsejable por varias razones. Primero, un vendedor honesto no tendrá nada que ocultar y, en el peor de los casos, esta inspección podría revelar fallos o problemas que hayan pasado desapercibidos. Segundo, si no tenemos muchos conocimientos de mecánica, un profesional será capaz de evaluar el coche de manera más precisa. Y por último, incluso si entendemos de mecánica, dos pares de ojos siempre ven más que uno.

Generalmente, el costo de la visita al taller suele ser cubierto por el comprador, aunque se puede negociar algún tipo de acuerdo con el vendedor. Por ejemplo, podrías pedir una rebaja en el precio si decides comprar el vehículo después de la revisión, ya que el vendedor también se beneficia de una inspección exhaustiva si decides no comprarlo.

Además, durante la visita al taller, es importante solicitar el libro de mantenimiento del coche. Esto te permitirá verificar que el vehículo ha recibido el mantenimiento adecuado y que se han realizado las sustituciones pertinentes en los intervalos recomendados.

Llevar el coche al taller antes de finalizar la compra te brinda una mayor seguridad y te ayuda a tomar una decisión informada, asegurándote de que el vehículo está en las mejores condiciones posibles.

Todos los Documentos que Ofrece la DGT

Además de realizar todas las revisiones técnicas y mecánicas, es crucial asegurarse de que el vehículo no tenga ninguna carga pendiente, que la transacción no tenga problemas y que todos los trámites estén en regla.

Para ello, puedes solicitar un informe de la DGT que te permitirá verificar estos detalles. A continuación, se presenta un resumen de los diferentes informes disponibles, junto con su precio:

  • Informe reducido de la DGT (gratuito): Este informe es útil como primer filtro, ya que muestra la fecha de matriculación del vehículo y si existe algún tipo de incidencia que impida la transferencia del vehículo o su circulación.
  • Informe completo (8,67 euros): Este informe proporciona toda la información administrativa del vehículo. Incluye el nombre del propietario, el historial de la ITV (incluyendo el kilometraje), el municipio de residencia, y cualquier carga pendiente. Además, detalla el etiquetado medioambiental, la información de la ficha técnica y la calificación de Euro NCAP.
  • Informe de datos técnicos (8,67 euros): Este informe solo muestra la información técnica del vehículo, que también está incluida en el informe completo.
  • Informe de cargas (8,67 euros): Similar al informe completo, este informe se enfoca exclusivamente en la información administrativa. Indica si el vehículo puede ser transferido y si existe alguna carga pendiente sobre él.

Solicitar estos informes es un paso fundamental para garantizar que el vehículo cumple con todos los requisitos legales y administrativos, y para asegurarte de que no tendrás sorpresas desagradables durante el proceso de compra.

Trámites Esenciales para Comprar un Vehículo (incluyendo con la DGT)

Una vez hemos tomado la decisión de adquirir un vehículo, es momento de formalizar la compra.

Para ello, es imprescindible redactar un contrato de compra y venta que incluya todos los detalles relevantes. Esto abarca los datos de identificación del vendedor y del comprador (nombre y DNI), la información específica del vehículo (incluyendo su matrícula), la fecha y hora de la transacción, el monto total a pagar, así como el método y los plazos de pago, en caso de que se apliquen.

Considerando el precio del vehículo, es fundamental tener en cuenta que también deberemos abonar el impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP). Este impuesto, que reemplaza al IVA en las compras de vehículos de segunda mano entre particulares, varía entre el cuatro y el ocho por ciento según la comunidad autónoma donde se efectúe la transacción.

Por último, debemos gestionar el cambio de titularidad ante la Dirección General de Tráfico (DGT). Este trámite puede realizarse de forma online o presencial dentro de los primeros 30 días posteriores a la compra del vehículo. Es necesario presentar el contrato de compra y venta, junto con la copia del DNI del comprador y del vendedor. Además, es importante contar con el comprobante del pago del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, el permiso de circulación y la ficha técnica del vehículo.

El coste adicional de este trámite es de 55,70 euros, lo cual es importante tener en cuenta al presupuestar la compra del vehículo.

Aclarando Dudas sobre la Garantía de un Automóvil Usado

Al considerar la compra o venta de un vehículo usado, es esencial comprender qué cubre y qué no la garantía asociada.

Los términos de la garantía en transacciones de vehículos usados están definidos por el Código Civil y el Real Decreto-Ley 7/2021. Según estos documentos, la garantía entre particulares tiene una duración de seis meses, la cual se extiende a un año si la compra se realiza a través de un concesionario. No obstante, estos plazos pueden ampliarse si así se estipula en el contrato.

Es importante tener en cuenta que la garantía no cubre cualquier avería que pueda surgir durante el período establecido. Se aplica únicamente en casos donde se demuestre la existencia de un vicio oculto en el vehículo. Esto significa que se refiere a problemas que el vendedor conocía pero que no informó al comprador.

Si el vendedor no puede demostrar que la avería se produjo después de la transferencia del vehículo, será responsable de cubrir los costos de reparación.

Es fundamental comprender estos aspectos al momento de negociar la compra o venta de un automóvil usado, ya que la garantía juega un papel crucial en la protección de los intereses de ambas partes involucradas en la transacción.

Mensaje enviado correctamente

Hemos recibido tu mensaje, en breves nos pondremos en contacto.

¡Gracias por contactar con nosotros!